Carlitos

Hola, mi nombre es Carlitos.

Nací en la calle y aparecí de muy pequeño, con mis dos hermanos, Valentina y Paquito, en una colonia buscando comida.

Yo era el lazarillo de mi hermano Paquito, un gato con síndrome de down. Cuidé y protegí a Paquito hasta que este murió atropellado. Valentina, la más lista de los hermanos, sólo comía en la colonia. Prefirió buscar un lugar más tranquilo y protegido para vivir.

¡Me hice un gato grande y fuerte! Me convertí en el jefe del grupo y era quién decidía quién se quedaba en la colonia y quién tenía que distanciarse, pero nunca me peleaba. El resto de gatos me respetaban y alguno me tenía pánico. Sin embargo, cuando me hablan suave, me quedo inmóvil, con los ojos medio cerrados, transpirando calma y felicidad.

Hace un tiempo, un ataque de perros abandonados por cazadores, mató a los gatos que vivían a la colonia. Sobrevivimos Tímida y yo, que desde entonces nos apoyamos mutuamente. La zona se volvió peligrosa para nosotros, entre perros y obras, nos quedamos sin hogar en medio de la calle.

Ahora, en el Jardinet, hemos encontrado un hogar tranquilo y sin peligros. Cuando los voluntarios no están dentro, estamos Tímida y yo tomando el sol, con paz y tranquilidad. Cuando los voluntarios entran a limpiar, me subo a una ventana alta y, desde allí, miro o duermo. Me llaman “Carlitos, el gato en la ventana” pues cuando los voluntarios alzan la vista, allí me ven siempre.

Necesito padrinos para mi manutención y para mis visitas veterinarias. Si quieres apadrinarme, rellena el siguiente formulario y la persona responsable de los apadrinamientos te responderá lo antes posible.

Muchas gracias por leer mi historia.

Formulario de apadrinamientos

Los campos indicados con un * son necesarios

Si te interesa apadrinar un gato, rellena el siguiente formulario y te contestaremos tan pronto como nos sea posible.